ahorro_energeticoEl gasto de electricidad en los hogares de bajo y mediano consumo se concentra, de manera principal, en dos artefactos básicos: el refrigerador y las ampolletas.

El primer artefacto puede significar hasta el 55% de la cuenta total de electricidad, mientras que las ampolletas pueden representar hasta el 23% de la facturación, si se considera un consumo bajo de energía (inferior a 200 KWh/mes y una tarifa referencial de $ 80,84 /KWh), según cálculos basados en datos de Electroconsultores.

Al hablar de una vivienda de bajo consumo de energía se consideró el uso de un televisor, un equipo de música, un hervidor de agua, una lavadora, una aspiradora, un refrigerador, una plancha y un secador de pelo. Todos esos artefactos significarían unos 196,09 KWh mensuales, alrededor de $ 15.852.

El escenario no varía mucho al calcular el gasto de una vivienda de consumo medio. En este caso, además de los electrodomésticos descritos anteriormente, hay otro televisor, un horno microondas y un computador. Aquí, el consumo alcanza a 240,6 KWh mensuales y la cuenta asciende a $ 19.456. De esa cifra, el uso del refrigerador explica el 45% del total de consumo de luz, en tanto que las ampolletas y los televisores, 19%, en cada caso.

Sin embargo, en un hogar “full electrónico”, el panorama cambia abruptamente. En el caso hipotético de que el consumo mensual total de energía llegue a los 558,96 KWh, la cuenta sería de unos $ 45.189.

En este hogar, además de encontrarse los electrodomésticos descritos anteriormente, hay otras cinco ampolletas de 100 W, una cocina eléctrica, una secadora de ropa, un lavavajilla, otro computador, una bomba de agua y una estufa eléctrica. Este último artefacto es el que más incide en el total de la cuenta (27%). De hecho, si se usa cinco horas diariamente durante un mes, alcanza a unos $ 12.127 de la facturación total de energía.

A pesar de lo alto que puedan parecer las cuentas de la luz, en el caso de los tres tipos de hogares han registrado una baja de casi 28% en los últimos cinco años.

El costo de uso

La secadora de ropa es uno de los artefactos más caros de utilizar. Si se ocupa una hora al día durante un mes (considerando la tasa referencial) puede significar más de $ 10.000 de la cuenta de la luz. Mientras, el uso de la cocina eléctrica en una frecuencia similar significaría unos $ 6.720.

El uso del computador, en esa misma frecuencia, sólo alcanza a $ 672 mensuales.

Fuente: La Tercera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s